diseno-logo-660x149Por JOSÉ VICENTE GÓMEZ SANDOVAL

SE TRATA DE UN LIBRO QUE OFRECIENDO AL LECTOR UN ENTRETENIDO ESTILO DE REDACCIÓN, SE CONVIERTE EN UNA AMENA OBRA.

UNA OBRA QUE, CON BASE EN  INVESTIGACIÓN DE AÑOS, EN LAS USANZAS SOCIALES, EN LA PSICOLOGÍA DEL SER HUMANO, EN EL INTERNET, EN LA INFLUENCIA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y EN OTROS FACTORES, PRESENTA DE MANERA SENCILLA, GRATA Y CON EJEMPLOS DE LA VIDA COTIDIANA, UNA BUENA CANTIDAD DE ÚTILES OBSERVACIONES, ENSEÑANZAS E INTERESANTES RECOMENDACIONES, PARA QUE QUIEN LAS CONOZCA Y LAS APLIQUE (mujer u hombre), DESARROLLE O MEJORE SUS PROPIAS CAPACIDADES, SU VISIÓN Y PERSPICACIA PARA CONSEGUIR CÓNYUGE CON CARACTERÍSTICAS ─FÍSICAS Y DE PERSONALIDAD─ CONVENIENTES Y SUFICIENTEMENTE COMPATIBLES CON LAS SUYAS, PENSANDO ESPECIALMENTE EN UNA BUENA ARMONÍA A LARGO PLAZO QUE, HOY POR HOY, ES LO DIFÍCIL.

ES UN SIN IGUAL TEXTO. SU CAUTIVANTE CONTENIDO PUEDE UTILIZARSE A MANERA DE APRENDIZAJE PARA INCREMENTAR LAS PROBABILIDADES DE CONSEGUIR UNA UNIÓN CONYUGAL FELIZ Y ESTABLE.

ENTRE DIFERENTES LECTORES(AS) ES POSIBLE DERIVAR DISTINTAS FORMAS DE HACER FRUCTIFICAR EL REPERTORIO DE ESTE LIBRO. PUES SU BUEN AFORO ES PARA EXPLOTAR, ESTRUJAR Y USUFRUCTUAR. Y, ESTO, CADA QUIEN LO PUEDE HACER A SU MANERA.

Como ser feliz en el matrimonio 118

LA PROBLEMÁTICA GENERAL DE LOS MATRIMONIOS QUE NAUFRAGAN, ES GRANDE

Veamos:

En Internet es fácil encontrar artículos y estudios, comentando que en el mundo occidental es alarmante el número de divorcios. A manera de muestreo revisemos el siguiente cuadro con cifras copiadas textualmente. No de todos los países se encuentran estadísticas.

Como ser feliz en el matrimonio 259

Es fácil promediar que, a nivel mundo occidental, de la totalidad de matrimonios, aproximadamente el 50% (incluso por encima) terminan en divorcio formal. Porque ─ojo─ los divorcios aludidos en las estadísticas, son los que se pueden computar; son los oficiales. De otra parte, por no existir estadísticas, las “separaciones de hecho”, no están consideradas.

Cualquiera entenderá que no necesariamente son felices la totalidad del otro 50% que no se divorcia. Solo una parte de esas parejas que permanecen unidas tienen matrimonios que realmente les aportan felicidad y complacencia.

¿Qué pasa entonces con esas parejas que no se separan y que tampoco tienen matrimonios que les aporte felicidad y complacencia? …Pues, con diferentes grados de desventura conyugal soportan el matrimonio aunque no les genere felicidad. Lo hacen: “por los hijos”, “por sentir que económicamente les resulta muy difícil la disolución”, “por mandatos familiares”, “por prejuicios sociales o por el qué dirán”, “por credos o doctrinas”, “por miedos”, “por conveniencias, razones o acomodos patrimoniales”, “porque se estabilizan en la crisis”, etc.

Al final de cuentas, si del ciento por ciento (100%) de matrimonios oficiados restamos las parejas que se divorcian formalmente (apróx. 50%), y si quitamos también las que soportan el matrimonio con resignación (que no hay cifras), queda entonces un angosto porcentaje que abarca a los matrimonios que tienen una unión conyugal radiante y feliz. Y faltaría, además, deducir las parejas que malogran y rompen relaciones con “separaciones de hecho” (las informales).

En derivación de los hechos mostrados por estas lamentables estadísticas, socialmente ha habido un triste vuelco o inversión de valores y estimes relacionados con el matrimonio, tanto que ya es común ─en muchos cerebros (no en todos)─ la tendencia a pensar o a creer que lo estándar, lo normal o lo esperado de un matrimonio típico, es que de manera infalible y sin lugar a dudas, termine en separación. O, al menos, en cansancio, tedio, desamor o en conflictos; lo cual, cuando se da, es innegable sinónimo de fracaso conyugal así la pareja conserve la convivencia.

El trabajo literario aquí brindado, es un aporte que propende por ayudar a disminuir las preocupantes cifras mencionadas. Y, sobre todo, para invitar a las personas a mirar el matrimonio como un camino o como una opción de felicidad duradera, en lugar de verlo como un paso o un requisito que debemos dar o que es preciso cumplir para encajar con patrones de orden social, o de orden económico, o de conveniencia personal.

Como ser feliz en el matrimonio 115

Son numerosas las narraciones de casos que han ocurrido y que se siguen produciendo, en los que parejas enamoradas e ilusionadas, por primera o por siguiente vez, se han casado o se han ido a vivir en unión libre; y que, luego de un tiempo, sin mayores explicaciones aparentes, se les ha desvanecido el encanto, se les ha caído el embrujo de la relación, pasando a convertírseles en una desdichada y azarosa unión de dos personas que, incluso, llegan a no soportarse mutuamente y, para hacer más difícil la situación, muchas veces no se atreven o no pueden dar el paso del divorcio o de la separación, teniendo que seguir en adelante cargando con esa cruz.

 DERECHOS DE AUTORDerechos de autor de Jose Vicente Gomez Sandoval ---